CACHOPO Monte Naranco

 

Con medio cachopo de sobra en la nevera, os escribo este pequeño artículo sobre el Restaurante Monte Naranco.

 

“Cachopo”, ese gran manjar asturiano no apto para todos los públicos, Es un plato que me encanta pero que me acaba saturando durante una larga temporada, el último que me comí fue en la mítica “Casa Pedro” ya en septiembre del año pasado.

 

En la búsqueda de mi primer cachopo del 2014, me encontré con un afamado cachopo que por lo visto lleva varios años con mucho éxito; el del Restaurante Monte Naranco.

El Google Maps hizo el resto del trabajo, muy fácil localizarlo a tan solo una manzana de la antigua cárcel de Oviedo (actual Archivo Histórico de Asturias) para ser más exactos en la Calle Menéndez y Pelayo, 10.

 

Disponen de una pequeña terraza, en la que yo y mi acompañante nos tomamos una cervecita, parece un buen lugar para cenar una noche de verano, de momento aunque estemos a las puertas de Junio no es muy aconsejable si no quieres pillarte un buen resfriado.

 

 

Nos ofrecieron un menú del día que, aunque era sábado, estaba genial de precio porque solo costaba 12€ y 13€ en terraza y estaba bien servido con 3 platos a elegir más postre y bebida.

 

Pedimos la Carta y le echamos un buen vistazo, es bastante surtida; raciones de entrantes, tostas, carnes, ensaladas, embutidos, revueltos, cazuelas...etc.

 

Sabíamos que el cachopo era indispensable, pero nos apetecía pedir un entrante que no fuera demasiado “empachoso”, optamos por una Tabla de embutidos y queso de león, su precio es de 10€.

 

Está muy bien de cantidad y calidad, perfecto para 2/3 personas. Lleva queso, lomo, cecina, jamón, chorizo, salchichón, a mi lo que más me gustó fue el lomo y la cecina 100% cazurro.

 

Tras los embutidos llegó el Cachopo “tamaño normal”, cabe destacar que tienen otro GIGANTE en la carta, no se como será, pero el normal como podéis ver en la foto es bastante contundente, yo diría que si pedís algún entremés es perfecto para 3 o incluso 4 personas, nosotros eramos dos personas y sobró justo la mitad.

 

Su precio es digno de mencionar; sólo 10,50€. El de tamaño gigante tiene un precio de 14,50€.

 

Los filetes estaban fritos en su punto perfecto, son más delgados que en otros sitios, cosa que para mí se agradece mucho, ya que se hace más digerible y cómodo de comer, su rebozado es bastante crujiente y muy poco aceitoso, está muy bien escurrido no se hace nada pesado, va acompañado con bastantes patatas fritas, quizás para mí el único fallo que tiene es que no venga con algo suave que te ayude a comerlo como unos pimientos asados o un poco de ensalada.

Tanto el jamón como el queso estaban deliciosos, el queso se fundió sin salir desparramados por las esquinas.

 

 

Como os comenté en el inicio, no fuimos capaces de acabar con el cachopo, sobró prácticamente la mitad y eso es puro delito, como a algunos nos pasa me da un poco de vergüenza eso de “pedir las sobras” pero no hacerlo es de ser “tontos” así que se lo comentamos al camarero y el encantado nos lo envolvió para llevar.

 

¿Es mejorable? ¡Por supuesto! Sobre todo en el acompañamiento, pero por el precio que tiene superó con creces mis expectativas. 7,8/10

Escribir comentario

Comentarios: 0