El monte Naranco; El Gran Olvidado

¿Cuantas ciudades españolas matarían por tener junto a sus ciudades el mar o la montaña?, la respuesta es MUCHAS…sin duda alguna. Oviedo tiene las dos opciones en una sola y me explico; tiene un maravilloso Monte Naranco donde en días despejados se puede a llegar a ver el mar, los escasos 30km que nos separan pueden dejar de tener distancia a un solo golpe de vista y sin ni siquiera necesidad de prismáticos.

 

Pero el Monte Naranco no es solo un tesoro de naturaleza en plena urbe asturiana, sino un lugar emblemático y un lugar histórico en el se pueden encontrar dos de los monumentos mas importantes de la ciudad; El Palacio de Santa María del Naranco y la pequeña iglesia de San Miguel de Lillo, ambas declaradas Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

Ambos monumentos fueron construidos sobre el año 842, más de 1170 años de historia tienen sus gruesos muros.

 

Además de esos Monumentos, en el Monte Naranco te puedes encontrar 2 parques, El de Purificación Tomás Vega (en su falda)  y un bello merendero en su cima a 634 metros de altitud, También hay varios restaurantes y un club privado “El centro asturiano de Oviedo.

 

El monte Naranco tiene todos los atractivos posibles para ser un gran punto turístico, pero la visión que se lleva el turista no es todo lo positiva de lo que se podría imaginar

 

 - Para empezar las indicaciones en la ciudad son escasas la gran mayoría de los turistas se pierden en el recorrido por las calles.

 

 - La falta de aceras, además de un peligro es un gran obstáculo para los turistas y los propios ovetenses que si se aventurarían a subir el Monte para practicar senderismo, cosa que ahora solo hacen unos pocos aventureros y unos cuantos valientes ciclistas.

 

- Sorprende que con las espectaculares vistas a la ciudad no hay ni un solo hotel construido en este monte, en muchas ciudades españolas se han construido paradores nacionales en lugares emblemáticos como este; vease el ejemplo del Parador de Soria situado en lugar muy parecido al nuestro.

 

Llegar a la cima y ver el cristo del Sagrado Corazón puede ser un verdadero placer a la vista y a los sentidos, pero solo se ha construido un mirador mirando a la ciudad y olvidando por completo las vistas al norte donde se pueden visionar localidades de Llanera y Siero incluso la visión del mar y de Gijón, una iniciativa que podría dar dinero a la ciudad y servicio a los turistas serían unos prismáticos de pago donde poder disfrutar mejor de las vistas.

 

- A excepción de la Parrilla Buenos Aires, los demás establecimientos hosteleros no tienen casi aparcamiento, más que las orillas de la carretera y a esto hay que darle de una vez solución.

 

- Es increíble ver el Monte Naranco desde el Norte y ver esas grandes canteras comerse poco a poco un lugar tan emblemático para la ciudad y para toda Asturias, me parece vergonzoso como nos estamos cargando la naturaleza que nos rodea.

 

Estas son algunas pequeñas ideas de un simple ciudadano que convertirían al Monte Naranco en un lugar mas fácil y sencillo de disfrutar pero sin destruir parte de su encanto natural.

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Raul ALvarez Granda (jueves, 13 marzo 2014 09:16)

    Que mentalidad cateta y atrasada.En ningun país de Europa se les ocurriria montar un Hotel en un paraje natural. El que quiera disfrutar , que suba y se aventure un pokito y consiga su recompensa, como es disfrutar del aire y de las vistas desde alli arriba. Me parece ya suficiente con que haya un puto club privado.Ya esta bien de beneficiarse unos pocos con lo que es patrimonio de todos. Tipica mentalidad clasista y fascista de nuestra ciudad que no soporto!!!!!!

  • #2

    replica shoes (jueves, 27 marzo 2014 09:53)


    Very Useful information , this is both good reading for, have quite a few good key points, and I learn some new stuff from it too, thanks for sharing your information.